Al encuentro de las ballenas en Ensenada

Entre diciembre y abril tiene lugar uno de los espectáculos naturales más impactantes del mundo: la migración de la ballena gris. Sal a su encuentro cuando llegan a la Bahía de Todos los Santos en Ensenada.

La migración de la ballena gris

Los primeros meses del año las grandes ballenas grises y jorobadas se acercan a la costa en su migración anual desde las frías aguas de Alaska, hasta las cálidas lagunas del centro de la península de Baja California, donde se aparearán y tendrán sus crías. ¡Todo un espectáculo que no te puedes perder!

Sube al barco para ver de cerca las ballenas en la Bahía de Todos los Santos. La más común es la ballena gris, un coloso de 30 toneladas que antaño estuvo al borde de la extinción. Los barcos no pueden acercarse a las ballenas… son ellas, con su naturaleza curiosa, quienes probablemente asomarán la cabeza para verlos más de cerca… y aún más de cerca. En este instante vivirás el momento maravilloso cuando la ballena se aproxima al barco. Viendo su tamaño te das cuenta de que un ser majestuoso, mucho más grande que tu barco, tiene curiosidad por ti, quiere saber quién eres y qué estás haciendo. Es ella quien decide cómo y cuándo. Y es ella quien te hace el honor de quedarse contigo unos minutos. Emociónate mirando los ojos bien abiertos de tus hijos cuando tienen tan cerca la ballena…

Naturaleza viva en Ensenada

En la Isla de Todos los Santos te espera una sorpresa más: una colonia de lobos marinos que desde hace pocos años se asienta en las áridas playas. Son los mismos lobos marinos que a menudo encontrarás tomando el sol en el malecón. Una extraordinaria oportunidad para verlos de cerca. Igual que las ballenas se aparean ahora, durante estos meses los machos pelean por las hembras, y las hembras maduras cuidan de sus cachorros. Si te fijas en los acantilados verás toda suerte de aves marinas que llegan a las costas a anidar y tener sus crías. La naturaleza en su estado más glorioso.

Si llegas fuera de temporada de ballenas puedes tomar un relajante paseo por la bahía. Los delfines te acompañarán en tu travesía y aún tendrás muchas oportunidades de ver aves marinas.
Amar es compartir



Relacionado

X